Noticias
 
Noticia publicada en 12/10/2017
Fundación Tesãi por primera vez con pausa activa laboral.
Hospital del Área 2 se constituye en pionera introduciendo este programa en todos los servicios.
David Gamarra
Tesai Sala de prensa, en Ciudad del Este.
Tamaño de la letra Aumentar fonte Diminuir fonte Imprimir  
 


Otra importante innovación de la Gerencia para cuidar la salud y la calidad de vida de sus recursos humanos


La gimnasia laboral o pausa activa lo realizan 10 minutos cada tres horas, ya sea en forma colectiva o individual en el lugar de trabajo como una forma de relajación y prevención de enfermedades cardiovasculares e hipertensión, promoviendo hábitos saludables contra el estrés, depresión, sobrepeso y obesidad. Los médicos, enfermeras, funcionarios y empleados administrativos, personal de servicios generales y mantenimiento celebraron la iniciativa, consolidando el excelente clima laboral que vive la institución.




Las pausas activas durante la jornada laboral consisten en ejercicios de movilidad, estiramiento, tonificación muscular y ejercicios aeróbicos ya sean leves o moderados. Un equipo de entrenadores y nutricionistas tienen a su cargo la rutina de ejercicios, visitando cada oficina, sector, servicio o dependencia del Hospital involucrando a todo el plantel humano del Hospital del Área 2. La actividad física es un factor de protección de la salud, principalmente para prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles estrechamente relacionadas a la diabetes, cáncer, los problemas cardiovasculares y la hipertensión.


“Esta visto que en la Fundación Tesãi los recursos humanos son lo más importante en la empresa, queremos promover la actividad física, que sea un hábito moverse, que tengan una vida sana con una buena nutrición”, sostuvo la Lic. Nutricionista Laura Cañete, quien forma parte de todo un equipo multidisciplinario de especialistas.


Según datos del MSPyBs, las estadísticas revelan que cerca del 75% de la población es sedentaria en su tiempo libre, 80% durante su desplazamiento y 45% en el trabajo, condiciones que ponen al organismo en una situación muy vulnerable para contraer males, así como dolores musculares o el estrés. “Los ejercicios deben ser algo cotidiano, que puedan mejorar nuestra calidad de vida. Buscamos que los funcionarios se encuentren pleno en lo emocional y físico, es preocupante el nivel de sobrepeso y obesidad en la población.”, manifestó el joven entrenador Luis Ortellado.




El profesional afirmó que las caminatas y ejercicios periódicos, con intensidad gradual son fundamentales para llegar a una edad adulta sin complicaciones, sumado a una alimentación saludable y equilibrada. “Nos preocupa que la gente esté 7 a 8 horas sentadas, inactivos físicamente. Esto es una bomba de tiempo y muchas veces ingiriendo alimentos de baja calidad. La vida sedentaria no es buena, el cuerpo es una maquina, tenemos que activar los músculos que están dormidos”, refirió.


Los beneficios de la gimnasia laboral son varios más allá de los efectos positivos a la salud entre ellos una mejora de la satisfacción laboral, aumento de la productividad, funcionarios emocionalmente y físicamente sanos, disminución de los días y horas laborales perdidas, menor cantidad de accidentes laborales, mejor manejo del estrés, cuadros depresivos y otros trastornos mentales, disminución del nivel de conflicto en el trabajo, además de mejorar las relaciones interpersonales y la autoestima para con el entorno social y familiar.


Un análisis reciente encontró que las personas que están sentadas por periodos más largos de tiempo son dos veces más proclives a tener diabetes o enfermedades del corazón. Estar sentado mucho tiempo es un factor de riesgo por lo que la Gerencia de la Fundación Tesãi a través de este programa de gimnasia laboral o pausa activa busca educar y concienciar sobre la importancia de la actividad física en el ámbito laboral y que esto se proyecte a estilos de vida más saludables en otras esferas dentro del ajetreo de la vida moderna.



Otras fotos