Noticias
 
Noticia publicada en 20/07/2017
Fundación Tesãi insta al control prenatal para embarazo seguro.
Chequeos médicos y ecografías debe estar acompañado de alimentación saludable y descanso.
David Gamarra.
Tesai Sala de prensa, en Ciudad del Este.
Tamaño de la letra Aumentar fonte Diminuir fonte Imprimir  
 

Mujeres embarazadas deben hacerse como mínimo seis controles médicos prenatales, dividido en tres etapas de la gestación

La Lic. Nilda Solís, Jefa del Servicio de Obstetricia del Hospital del Área 2 de la Fundación Tesãi refirió que un adecuado control prenatal es fundamental para asegurar el bienestar y la salud de la madre y su hijo.

Los controles prenatales se realizan en el primer, segundo y tercer trimestre del embarazo. La Lic. Nílda Solís mencionó que en el primer trimestre que va desde la semana 6 a la semana 12 se tiene que realizar la primera consulta con el ginecólogo, siguiendo las indicaciones del profesional en cuanto al consumo de los complementos como ácido fólico y suplementos vitamínicos.

Acotó que el ácido fólico sirve para evitar el cierre del tubo neural, fortalece el sistema nervioso del bebé, además de ayudar a prevenir defectos de la columna vertebral como la espina bifida en el feto y las vitaminas y minerales como el cinc, calcio y hierro para mantener el estado general de salud de la madre. En esa etapa del embarazo se deben realizar estudios especializados como ecografía transvaginal para detectar vitalidad fetal, exámenes de laboratorio como control del VDRL (prueba serologica para la sífilis), HIV, hemogramas, ácido úrico, glicemia, urea, creatinina, perfil renal, hepático, colesterol, triglicéridos, orina simple, sedimentos etc.

En el segundo trimestre del embarazo que va desde la semana 13 hasta la semana 28, deben realizarse ecografías, exámenes y esquemas de vacunación. Con los controles se tienen que identificar y descartar factores de riesgo como presencia de diabetes gestacional, anemia, hipertensión e infecciones urinarias. A todo esto se suma amenazas de parto pretérmino, aborto espontáneo, entre otros, subrayó la Lic. Solís.

“Hay que cuidarse, a consecuencia por ejemplo de una hipertensión arterial se puede tener un retardo de crecimiento intrauterino del feto, inclusive eso puede desencadenar en un parto prematuro. Con diabetes gestacional podemos tener fetos macrósomicos (bebés con más de 4 kilos)”, enfatizó.

Siguió diciendo, “En el segundo trimestre se realiza la ecografía morfológica que sirve para comprobar que el bebé no tenga malformaciones congénitas”, explicó la especialista.

En el tercer trimestre o última etapa del embarazo, (semana 29-40) se evalúa otros criterios como “retención de líquidos, frecuencia cardiaca fetal, movimientos respiratorios del feto, la maduración placentaria, la presentación y posición fetal para poder verificar que vía del parto va a desencadenar”, aclaró en otro momento.

Con relación a los factores de riesgo indicó que se tiene que tener en cuenta la historia clínica de la paciente, la obesidad, edad de la madre, antecedentes personales como la diabetes, enfermedad cardiaca, respiratoria y renal, infecciones urinarias, infecciones de transmisión sexual, además de los antecedentes familiares y las cirugías previas.

Alimentación saludable



La Lic. Nilda Solís, sostuvo que lo que come una embarazada durante el periodo de gestación es la principal fuente de nutrición de su bebé. En ese sentido, instó a seguir una dieta equilibrada y rica en proteínas y vitaminas, a fin de garantizar un desarrollo y crecimiento sano del feto. “Consumir carne, pescado, huevos, legumbres, frutas, productos lácteos, vegetales. En Tesãi seguimos todo un plan preparado por las nutricionistas, tenemos un equipo multidisciplinario de primer nivel”, expresó la Obstetra.

La profesional añadió que en el Centro Obstétrico de la Fundación Tesãi los padres reciben orientaciones por parte del personal sobre alimentación saludable durante la gestación, lactancia materna (duración, frecuencia, ventajas, higiene de las mamas y posición), periodo de descanso, cuidados higiénicos, vestimenta, apego precoz con el recién nacido, cuidados especiales y personal del recién nacido, información sobre la recolección de células madres del cordón umbilical.

El Hospital del Área 2 cuenta con estimulación intrauterina cuya experiencia favorece al niño, potenciando sus capacidades en el orden biosicosocial desde la fecundación con estimulaciones táctiles, auditivas y visuales. “Estimulación táctil por medio de suaves masajes al vientre materno, estimulación auditiva con conexión del bebé al mundo exterior, escuchando música, leyendo cuentas y poesías, y lo visual por medio de luz natural y artificial ayudando a la retina ocular del bebé”, remató finalmente.



Otras fotos