Noticias
 
Noticia publicada en 14/07/2017
Usuarios y funcionarios de Tesãi agradecen a la Virgen Maria Rosa Mística por las bendiciones recibidas.
Devoción mariana para crecer en el amor y la fe.

Tesai Sala de prensa, en Ciudad del Este.
Tamaño de la letra Aumentar fonte Diminuir fonte Imprimir  
 

Funcionarios y empleados de la Fundación Tesãi agradecieron a la Virgen Maria Rosa Mística por los favores recibidos. El Lic. Jorge Frutos, Gerente Ejecutivo manifestó que el Hospital del Área 2 cuenta con un Oratorio en su patio interno con la venerada imagen de la Patrona de los Enfermos al que acuden diariamente familiares y acompañantes de personas internadas.

Frutos mencionó que el Oratorio fue inaugurado el 1 de julio de 2015 en coincidencia con el aniversario de la Fundación. El primer viernes de cada mes se realizan misas y celebraciones religiosas para mantener la espiritualidad del plantel humano, así como de aquellas personas que ruegan por la salud de sus seres queridos.


Desde muy tempranas horas funcionarios, enfermeras, personal de blanco, empleados de mantenimiento, seguridad y servicios generales, además de usuarios y asegurados devotos de la Virgen Maria Rosa Mística llegaron hasta el refugio espiritual para rezar y agradecer por los favores recibidos. Fueron distribuidas unas 260 estampillas y el santo rosario para honrar y conmemorar esta fecha mariana.


La señora Martha Espinola de Martinez, profundamente emocionada mencionó que vino desde Asunción para visitar a familiares y que aprovechó la ocasión para llegar al Oratorio y agradecer a la Virgen por las bendiciones recibidas. “Hay que agradecer todos los días, por la gracia que recibimos en la familia, por la salud de mis seres queridos. Ella es nuestra madre, es amor y fe, la que nos guía, estamos en sus manos”, sostuvo.


Siguió diciendo, “Es la patrona de los enfermos, estamos entregando estampillas y el santo rosario con mi hija. Lo hacemos todos los años, porque Rosa Mística trae alivio a los corazones afligidos y en los momentos difíciles, he visto muchos milagros de la Virgen”, sentenció.




Con lágrimas en los ojos, Agripina Dávalos del sector de Laboratorio del Hospital del Área 2 refirió que se encomienda a la Virgen Maria Rosa Mística, confesando que esta pasando momentos de angustia y tribulación por la enfermedad de su madre. “Vengo a pedirle que me brinde su bendición, mi mamá esta enferma, pasando muy mal. Le pido de
corazón que le cure. Estoy emocionada y se muy bien que la fe mueve montañas”, concluyó diciendo.