Noticias
 
Noticia publicada en 06/06/2017
Nuevo Jefe de Enfermería de Tesãi: un ejemplo de superación.
A pesar de las adversidades en su época de estudiante supo salir adelante con estudio y formación técnica.
David Gamarra.
Tesai Sala de prensa, en Ciudad del Este.
Tamaño de la letra Aumentar fonte Diminuir fonte Imprimir  
 
 Créditos de las fotografías: Rodrigo Ferreira. 

El Lic. Jorge Frutos, Gerente Ejecutivo dijo que cuando se quiere se puede y que las personas capacitadas encuentran la oportunidad de crecer, sin importar su origen.

El Lic. Edgar Daniel Mena, joven de sólida preparación, experiencia y conocimiento técnico fue vendedor de diarios hasta los 19 años de edad. A pesar de sus limitaciones económicas para estudiar en la Facultad, contra viento y marea se recibió en el 2007; obteniendo el titulo de Licenciado en Enfermería. Desde entonces, con alto sentido de responsabilidad y excelencia ha venido destacándose en todos los cargos y funciones que le toco desempeñar. Su puntuación fue la mejor de entre 12 postulantes que participaron del concurso interno que fue promovido por la Gerencia con los más altos niveles de transparencia y certificado por una empresa consultora externa.



Como nunca antes, la Fundación Tesãi ha diseñado todo un plan de carrera con promoción interna para dar oportunidad a sus talentos humanos, con las puertas abiertas al crecimiento personal y profesional.


Mediante un riguroso concurso interno de méritos y aptitudes, pruebas de competencias y evaluaciones psicotécnicas practicadas por una consultora privada especializada en el campo laboral, la responsabilidad en el cargo de nuevo jefe del departamento de Enfermería del Hospital del Área 2 recayó en la persona del Lic. Edgar Daniel Mena. Se trata de un esforzado profesional de blanco de 35 años de edad, oriundo de la región, padre de tres hijos, egresado de la Facultad de Ciencias de la Salud (Uninorte), Promoción 2007. Mena hace 11 años que tiene una afinidad laboral en la Fundación Tesãi, ingresando como auxiliar de consultorio en el 2002. “Me prepare para rendir, toda la vida me capacite, me esforcé por ser mejor. Esta gerencia esta cambiando la historia de la institución. Puedo decir que todo fue muy transparente porque no vengo ni siquiera de una familia de clase media. Empecé de abajo, pasando por muchos niveles dentro de la Fundación”, refirió con la voz quebrada por la emoción.



Hasta los 19 años de edad, el profesional comentó que se dedicaba a la venta ambulante de empanadas y diarios en el microcentro de la ciudad, y que por su cercanía venia siempre a la Fundación Tesãi a vender sus productos. Asegura que ahí nació su vocación por la enfermería ya que cosechaba la amistad de muchos profesionales de blanco que al mismo tiempo eran clientes. “Yo tuve que vender diarios y empanadas para pagarme mis estudios, mi Facultad. Me acuerdo que le vendía a la Dra. Dolly Valdez, al

Dr. Saldivar, recorría el Hospital. Me entusiasmaba la idea de ser un profesional. Me hice prácticamente solo en la vida”, manifestó.

Siguió diciendo, “No fue fácil, siempre me gusto leer, me gustaban los desafíos y sabia que las oportunidades iban a llegar si uno se prepara, estudia, sin importar las malas circunstancias. Cuando me gradué fue el día más feliz de mi vida. Contra viento y marea termine y todavía sigo estudiando”, agregó Mena que tiene en su haber posgrados y cursos de actualizaciones.

En el 2006 fue incorporado oficialmente a la planilla de funcionario de la institución y es conocido por sus compañeros como un ejemplo de superación y fuente de inspiración, lucha y perseverancia, ya que a pesar de su extracción humilde, proviniendo de una familia numerosa con 8 hermanos, consiguió ingresar a la Facultad y recibirse de Licenciado en Enfermería, sorteando muchas adversidades en la vida lo que le valió el reconocimiento y la admiración de sus colegas.

Es enfermero de la Fundación Tesãi desde el 2008, desempeñando funciones en el servicio de Traumatología y posteriormente en el servicio de Urgencias del Hospital del Área 2. Durante sus años de estudio fue auxiliar de Farmacia en el Hospital Materno Infantil Los Ángeles del barrio Don Bosco de la capital departamental, establecimiento que hace parte del convenio social con la Itaipú Binacional. “Trabaje duro día y noche, siempre busque capacitarme, mucha gente vio mi esfuerzo y me ayudo a superarme. Mi familia también fue mi sostén, tengo tres hijos maravillosos, agradecer a Dios por todo lo que pude conseguir en este tiempo. He pasado por muchos cargos y no me asustan las responsabilidades”, sentenció con vehemencia.

Desde el 2014 es Jefe de Enfermería del Instituto de Previsión Social en Ciudad del Este, además de docente de la cátedra de práctica de la Universidad del Norte, filial Ciudad del Este. El nuevo Jefe de Enfermería es miembro del Club de Enfermeros del Alto Paraná, activo articulador de cursos, jornadas y talleres de capacitación y entrenamiento en la rama de enfermería. El Lic. Edgar Daniel Mena reemplaza en el cargo a la Lic. Betty Meaurio de Villalba, quien en breve se acogerá a los beneficios de la jubilación luego de 27 años de incansable servicio a la institución. “La Lic. Betty es un ejemplo para todos, es un vivo testimonio de conducta, trabajo y dedicación. La vamos a extrañar mucho, deja huellas imborrables en la institución”, subrayó.

“Estamos orgullosos del nivel de todos los postulantes”


El Lic. Jorge Frutos, Gerente Ejecutivo de la Fundación Tesãi aseguró que se cumplieron todos los procesos con la máxima transparencia a fin de evitar suspicacias, comentarios y rumores de supuesta digitación o concurso amañado. Felicitó al Lic. Edgar Daniel Mena por su nombramiento como nuevo Jefe del Departamento de Enfermería, señalando al mismo tiempo que se siente orgulloso de todos los postulantes, ya que dieron muestras de un alto nivel de formación técnica y por sobre todo de integridad ética y humana.

“El ganador de este concurso tiene el total respaldo de esta gerencia. Todos los procesos que hagamos lo vamos a hacer con transparencia, porque todos se merecen respeto y dignidad. El puntaje solo demuestra que uno tiene una pequeña diferencia sobre otra, nada más. Hubo un ganador, pero nadie es inferior o superior”, remarcó visiblemente emocionado en medio del cerrado aplauso de los presentes.

Acotó que los requisitos de la convocatoria fueron contar con titulo universitario, posgrados y especializaciones, además de la experiencia personal. Todo el trabajo estuvo a cargo de la consultora privada Potencial Humano y un equipo multidisciplinario de expertos en contratación de recursos humanos.

Frutos, explicó que hubo evaluación escrita sobre aspectos legales y de procedimientos técnicos profesionales, cuatro tipos de test de competencias blandas, desenvolvimiento y actitud hacia desafíos prácticos, legajo personal, experiencia de vida.



“Dentro de las competencias técnicas abarcaron los conocimientos legales, casos técnicos profesionales para el ejercicio de la enfermería. Aspectos técnicos informáticos. La escala puntuable fue en base a 35 puntos por examen escrito y 5 puntos de práctica de redacción en computadora, entre otros”, manifestó el ejecutivo.

Con relación a las competencias blandas se hizo hincapié en la aplicación de un test cuyos ítems fueron el inventario de personalidad, inteligencia (OTIS), estilo liderazgo, test proyectivo de personalidad. Todas fueron tabuladas y determinadas acorde a cada herramienta, posteriormente se establecieron los valores para determinar los pesos respectivos y así desarrollar una escala a valor mínimo de 1.115 puntos y máximo de 1.800 puntos.

“El concurso demostró que hay confianza en nuestra gente”

La Lic. Rosa Bergottini, gerente administrativa de la Fundación Tesãi, valoró la calidad de los 12 postulantes, ya que se trata de profesionales con un impecable legajo de servicios y dedicación a la institución. “Llamamos a un concurso interno porque hay confianza, existen personas capacitadas y aptas en la Fundación, nuestros talentos humanos son de primer nivel. Los 12 postulantes estuvieron a la altura de las exigencias, cumpliendo todos los requisitos. Estamos orgullosos de cada uno de ellos”, refirió la Lic. Bergottini.


“Tesãi es un ejemplo de excelencia, los mejores tienen oportunidades”



La Lic. Silvia Gil, representante de la firma Potencial Humano explicó cuestiones procedimentales del concurso de promoción interna, admitiendo que los postulantes por la rigurosidad de los test psicotécnicos estuvieron sometidos a mucho estrés y presión. “Pensamos que había gente que iba a abandonar, es parte de la metodología el manejo del estrés, de la presión, de las emociones. El proceso es altamente auditable todos pueden acceder ahora a sus puntajes, conocer sus puntos fuertes y débiles”, sostuvo.

La consultora detalló que hubo todo un plantel de expertos, con cuatro observadores y dos coordinadoras que hicieron un acompañamiento minucioso de todo el proceso. “Contratamos profesionales que corrigieron la galería de tests, no hubo subjetividades. También una psicóloga ajena a la institución que nos recomendaba que material tomar acorde al perfil del cargo”, precisó.

Hubo 18 competencias blandas, inventario de personalidad y competencias (BIP). “entre ellos liderazgo, trabajo en equipo, presión, competitividad, iniciativa para el cambio, proactividad, manejo del estrés, persuasión. Un test de inteligencia, liderazgo, test proyectivo de personalidad, cuantitativo y cualitativo”.



El test de inteligencia tuvo una puntuación de 1.115 puntos que fue el mínimo requerido para llegar al cargo. El ideal fue de 1.800 puntos, indicó la experta Lic. Silvia Gil, “el primer lugar obtuvo el 83%, el segundo lugar fue de 76% y el tercer lugar fue de 75%. Agradecemos a la Gerencia por la confianza, Tesãi es un ejemplo de transparencia, Esto motiva a todos a ser cada día mejores, a estudiar, aprender y capacitarse”, remató finalmente.



Otras fotos