Noticias
 
Noticia publicada en 29/05/2017
Autoridades policiales agradecen atenciones de Fundación Tesai.
Policía herido en caso Prosegur estuvo 12 días en terapia intensiva y 20 días en sala de recuperación.
David Gamarra.
Tesai Sala de prensa, en Ciudad del Este.
Tamaño de la letra Aumentar fonte Diminuir fonte Imprimir  
 
 Créditos de las fotografías: Rodrigo Ferreira. 

Comandante de la Policía Nacional Crio. Luis Carlos Rojas hizo llegar su agradecimiento

La comitiva estuvo encabezada por el nuevo Jefe de Policía del Alto Paraná comisario Fidel Godoy, además de familiares del policía gravemente baleado durante el robo a Prosegur el pasado 24 de abril. Luego de 32 días de cuidados médicos el uniformado Gregorio Monges fue dado de alta en el Hospital del área 2.


La delegación estuvo compuesta por el Jefe de Policía departamental Comisario Principal Fidel Godoy, Crio. Principal Demesio Ovelar, jefe de Planificación y operaciones, Abg. Osmar González, asesor jurídico de la institución policial del décimo departamento, además de la esposa del Suboficial Inspector Gregorio Monges que se mostró visiblemente emocionada durante el encuentro. Estuvo presente también el Dr. Ignacio Cerezo, Jefe del Servicio de Urgencias del Hospital del Área 2, profesional quien junto al Dr. Diego Ruiz Díaz y otros especialistas acompañaron la favorable evolución del paciente, luego de momentos muy críticos en su estado de salud.




“Venimos en representación del comandante de la Policía Nacional para traerles las gracias a todo el plantel médico, especialmente al Lic. Jorge Frutos por la buena atención de toda su gente”, empezó diciendo el Crio. Godoy.


Siguió diciendo, “Este valiente camarada fue alcanzado por las balas durante el robo a la firma Prosegur. Este gesto humano de la Fundación nos renueva el compromiso de seguir bregando con empeño y dedicación para brindar todas las garantías de seguridad a la población”, precisó en otro momento.


“Excelente trato humano de todo el plantel”




Por su parte, Karina Elisabeth Chávez, esposa del oficial herido agradeció el trato humano del plantel de médicos terapistas, enfermeras, funcionarios y empleados de la Fundación. Manifestó que los Gerentes de la institución no escatimaron esfuerzos para brindar los mejores cuidados al paciente que durante varias semanas se debatió entre la vida y la muerte. “Agradecer infinitamente a Dios y la Fundación Tesãi porque lo estoy llevando vivo a mi marido. Estuvo 12 días en terapia intensiva y 20 días internados en sala común. Fueron días de mucha angustia, de incertidumbre, los médicos se portaron de maravillas”, expresó con voz temblorosa.


Acotó asimismo, “Estoy agradecida desde la limpiadora hasta los gerentes. Esta Fundación tiene un equipo excelente, hay tecnología, pero sobre todo hay amor, nos abrieron las puertas. Gracias porque mi marido va a volver con su familia sano y salvo”, subrayó.


Gregorio Monges, de 36 años, suboficial inspector de la División Control de Automotores de la Policía Nacional recibió durante aquella dramática madrugada una herida de bala en el abdomen, siendo posteriormente trasladado al Hospital de Traumas en donde fue sometido a una delicada cirugía. Ante la gravedad de su cuadro y la necesidad de contar con un servicio de mayor complejidad fue derivado al Hospital del Área 2 en donde quedo internado en terapia intensiva por un lapso de 12 días. En total estuvo 32 días en el Hospital hasta su alta médica que fue el jueves último en horas de la tarde, según el reporte de la Asesoria de Comunicación de Tesãi.



Otras fotos