Noticias
 
Noticia publicada en 10/04/2017
Fundación Tesãi aboga por una Semana Santa sin accidentes.

Respetar las reglas de tránsito y el uso del cinturón de seguridad.

David Gamarra.
Tesai Sala de prensa, en Ciudad del Este.
Tamaño de la letra Aumentar fonte Diminuir fonte Imprimir  
 

Evitar excesos en los límites de velocidad, uso de celulares al conducir y la ingesta abusiva de alcohol


Los Gerentes de la Fundación Tesãi instaron a la población a vivir responsablemente la semana santa, poniendo énfasis al recogimiento espiritual y la reflexión, sin accidentes ruteros ni muertes que enluten a familias que se preparan para viajar al interior del país.

En primer lugar para viajar hay que estar munido de los documentos personales. Otra de las recomendaciones pasa por tener habilitaciones y licencia de conducir al día para manejar autos, ómnibus y motos, revisar el vehículo antes de conducir que se encuentre en buen estado el funcionamiento de los frenos, señaleros, dirección, llantas, accesorios, botiquín de primeros auxilios, abastecimiento de combustible, aceite, agua, herramientas, llaves, gato, triángulo de seguridad, linterna, matafuegos, entre otros.

“La seguridad de uno, la familia y la vida de terceros dependen de la actitud que uno tenga en el volante. La prudencia, el respeto al semejante debe ser la norma. Queremos una semana santa sin accidentes, que las familias vuelvan a casa sanos y salvos”, manifestó el Lic. Jorge Frutos, Gerente Ejecutivo.


Es muy importante conocer las reglas de tránsito, respetando los derechos de los peatones, pasajeros y demás conductores, tener un trato humano y prestar el auxilio necesario a personas accidentadas. Estar alerta y la máxima concentración ante la posibilidad de que animales sueltos puedan atravesar el camino. Un reparador descanso evitando en lo posible conducir de noche ya que el nivel de atención y visibilidad disminuye, moderar la velocidad en curvas muy pronunciadas y respetar los cruces semafóricos en zonas urbanas.



En el caso de los motociclistas destacaron la importancia del uso del casco, protegiendo la cabeza, cerebro y cara, además de la utilización de ropa de protección y chaleco reflectivo. Evitar los excesos y descontrol como conducir en estado de ebriedad o bajo los efectos de otras sustancias. “El denominador común en los accidentes es la ingesta abusiva de bebidas alcohólicas, hay que tener en cuenta que estas sustancias alteran la capacidad auditiva y visual. Es un factor de riesgo muy alto, conducir responsablemente salva vidas”, refirió la Lic. Rosa Bergottini, Gerente Administrativa.


También es importante mantener una adecuada distancia entre uno y otro vehículo, eso facilitará cualquier maniobra para evitar accidentes o percances ruteros. Una persona prudente al conducir evita cualquier tipo de distracción y se concentra en su objetivo que es llegar bien a su destino, sin ningún contratiempo. Los pequeños no deben sacar la cabeza o brazos por la ventana, viajando obligatoriamente en los asientos traseros, circular con las luces bajas encendidas, respetar el número de pasajeros que permite el vehículo, entre otras recomendaciones. El uso de dispositivos móviles o celulares hoy en día en muchos países es la tercera causa de muertes en accidentes ruteros. Manipular un celular mientras se conduce no tarda más de cinco segundos, o sea es el tiempo que insume entre identificar una llamada, seleccionar una canción, escuchar un audio o abrir un mensaje. Ese lapso de tiempo de distracción es más que suficiente para provocar un accidente con impredecibles consecuencias, subrayaron los directivos.



Los Gerentes de la Fundación Tesãi coincidieron en señalar que la semana santa debe ser un tiempo de recogimiento espiritual en comunión con los valores cristianos, conmemorando la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo con buena conducta, amor y respeto mutuo, con un ánimo sereno, sin excesos que puedan desnaturalizar la verdadera esencia de estos días santos.