GASTRONOMIA


La adecuada manipulación de los alimentos, desde que se producen hasta que se consumen, incide directamente sobre la salud de las personas. La Seguridad Alimentaria es la más importante y primordial responsabilidad que se debe asumir, e implica fundamentalmente la protección de la contaminación. Ese concepto implica la inocuidad de los alimentos, la que estará mejor asegurada cuando los mismos se producen, procesan, almacenan, sirven o distribuyen y expenden, ajustándose a sistemas de buenas prácticas de manufactura (BPM). Las normas elementales para preparar alimentos seguros son normas de buenas prácticas de manipulación e higiene que, en el fondo, no son más que “normas de sentido común”.

Con esta finalidad, el sector gastronómico de la Fundación Tesai fue totalmente remodelado en el año 2010, a fin de adecuarlo a los estándares que exige la búsqueda de la seguridad alimentaria para el paciente y para los clientes en general.

Ofreciendo un espacio amplio y moderno con los servicios de alimentación hospitalar y alimentación convencional con servicio de buffet, con menú diferenciado, panadería y confitería. Los alimentos son elaborados en base a productos naturales, seleccionados siguiendo altos estándares de calidad. El área gastronómica cuenta con 2 sectores bien diferenciados en la preparación de la alimentación:

La alimentación hospitalaria y la alimentación convencional (restaurant) El personal del sector es capacitado constantemente de acuerdo a las normas exigidas para la realización de actividades y fueron contratados otros profesionales en el rubro de la alimentación. Poseen conocimientos necesarios para desarrollar correctas prácticas de manipulación, tanto para la preservación de la salud como para la prevención de las enfermedades trasmitidas por los alimentos.

Alimentación Hospitalaria (internaciones)

La alimentación hospitalaria es un trabajo completo, ya que incluye factores no solamente del ámbito nutricional sino también aspectos, sociales, culturales y emocionales que se desenvuelven con el hecho de comer. Los platos para el área de internación son preparados conforme a las indicaciones brindadas por las nutricionistas, de acuerdo a la patología de cada paciente.

Dentro del ámbito hospitalario son muchos los momentos o las situaciones que pueden proporcionar placer al paciente y la alimentación es sin duda, una de ellas. También hay circunstancias que inciden en un mayor riesgo de desnutrición en la población hospitalizada, en especial la propia patología de base, juntamente con factores derivados de la práctica sanitaria.

Todos estos factores obligan a reflexionar sobre la alimentación hospitalaria y a desarrollar estrategias que permitan conseguir objetivos como: garantizar el mantenimiento o reestablecimiento del estado nutricional del paciente, utilizar las dietas del hospital como una forma de educación alimentaria y tratar de que sean lo más agradables y apetitosas promoviendo de esta manera el consumo, que precisamente se encuentra en muchas ocasiones comprometido por la propia enfermedad y su tratamiento.

Conocer la aceptación de las dietas servidas en el hospital es una de las maneras de introducir modificaciones que mejoren la calidad del servicio ofrecido al paciente hospitalizado, previniendo complicaciones derivadas de una nutrición incorrecta y mejorando la estancia hospitalaria.

Alimentación Convencional

Con un confortable restaurante con ambiente climatizado, brinda a los clientes una atención diferenciada, con alimentos elaborados diariamente, posibilitando el acceso a una alimentación equilibrada y sana. Además, de lunes a viernes, ofrece un buffet de comidas variadas, a un costo preferencial tanto para empleados como visitantes en general.

La higiene y una buena selección de los insumos, garantizan la excelente preparación de los platos servidos.

Gran parte de los alimentos son horneados, resultando en preparaciones más saludables, tanto para los pacientes, como para los usuarios del restaurante.

Un amplio espacio es destinado al depósito, donde los insumos están almacenados con ambientación y luz adecuadas, con cámaras frigoríficas diferenciadas de gran capacidad, para la conservación de alimentos crudos, frutas, verduras y alimentos elaborados. Cuenta con un moderno lavavajillas, que utiliza altas temperaturas y detergentes especiales para la eliminación de gérmenes.

El sector gastronómico sobresale por el cuidado e higiene con el que desarrolla sus tareas y servicios, factor fundamental para lograr la pronta recuperación del paciente y la satisfacción de nuestros usuarios en general.

El horario de atención es de 06:00 a 21:00 en horario continuado.

La Fundación Tesai en su afán de búsqueda de la seguridad alimentaria y la excelencia en el servicio, desde el mes de diciembre 2011 cuenta con una Tecnóloga de Alimentos quien es la encargada de implementar las buenas prácticas de manipulación de los alimentos, controlar y vigilar las condiciones higiénico-sanitarias en el procesamiento de los productos alimenticios, desarrollar alimentos de calidad cumpliendo con los estándares exigidos en la normativa vigente y optimizar los procesos de fabricación y conservación de los alimentos.